domingo, 11 de abril de 2010

LAS CASILLAS DE PEONES CAMINEROS

¡Hola!, qué bueno que aceptaron la invitación y están conmigo en esta encomienda de redescubrir la historia de Puerto Rico. ¿Recuerdan que les comenté que mi inquietud había surgido alrededor de 3 años cuando leyendo un reportaje del periódico El Nuevo Día, escrito por Mónica Echevarría “Testigos mudos de la vida del caminero” (3 de diciembre de 2007, sección HUELLAS, página 69) despertó la chispa que hasta ese momento se encontraba dormida? Mi abuelo materno (sabio) (QEPD)me había comentado que esas estructuras eran casas de camineros, pero hasta ahí… Al ser natural de Villalba y vivir en ese pueblo, transitaba la carretera 14 de Juana Díaz a Ponce y Coamo con cierta frecuencia. Siempre que las veía, me quedaba asombrado observándolas preguntándome cómo serían en esa época, y cómo serían en su interior. Leyendo el reportaje que cité al comienzo, aprendí el propósito de la vivienda y del que la habitaba, también mencionaba dónde estaban ubicadas las demás, que hasta ese momento desconocía su existencia. Me propuse buscarlas junto a mi esposa (dicho sea de paso quiero aprovechar la oportunidad para agradecer el apoyo incondicional que me ha brindado en todos los proyectos, ya que sin su apoyo y el de la familia no estuviese escribiéndoles en este momento), encontrarlas, fotografiarlas y documentarlas. Logré hacerlo de todas cuantas aún hoy quedan en pie. Luego comencé a recopilar información de las CASILLAS (según el diccionario VOX de la lengua española, el término casillas se refiere a casa pequeña y aislada), y tengo que mencionar que en ese momento, la información en el internet me refería a España. Pero en Puerto Rico, conocí al Profesor William Marini, quien había realizado su tesis doctoral en el tema. El amablemente, me suplió información y hasta un ensayo que había realizado el Profesor e Historiador del Pueblo de Aibonito Angel Rivera Rolón que hablaba de las casillas su ubicación, descripción y las funciones del Peón Caminero. También leí “El Inventario y Estudio Del Valor Arquitectónico – Arqueológico e Histórico Social De Las Casillas De Camineros De La Isla De Puerto Rico, 1844-1954” trabajo que hizo el arqueólogo Harry Alemán Crespo para la Oficina Estatal de Preservación Histórica de Puerto Rico que me suplió el Instituto de Cultura Puertorriqueña; y desarrollé una presentación en “PowerPoint” que llevo a las escuelas: “LAS CASILLAS DE PEONES CAMINEROS”. En la actualidad existe un trabajo muy abarcador e interesante realizado por el Profesor y amigo Jose Mari Mutt que le recomiendo a todo aquel que busca más información; el enlace es http://casillaspr.info.
Repasemos un poco de historia: En el 1842 los caminos en Puerto Rico se encontraban en estado de deterioro ya que estaban construidos de un material llamado macadam (piedra molida) que era afectado adversamente por el tráfico de la época (carruajes, coches) y las inclemencias del tiempo. Bajo la incumbencia del Gobernador Teniente Rafael Aristegui Vélez, Segundo Conde de Mirasol, se establece una comisión de caminos.
En el 1844 se comenzó a implementar el plan o sistema de conservación de carreteras, usado en España aún en la actualidad, el mismo que girará en torno a las CASILLAS y al PEON CAMINERO.
Entre las obras llevadas a cabo por el gobierno español, se encuentra la Carretera Central o Carretera # 1, la cual transitaba de Ponce a San Juan y cuya construcción comenzó en el año 1857 y terminó en el 1886.
Las casillas fueron construidas con el tramo de carretera cada 6 kilómetros con el propósito de albergar al Peón Caminero y a su familia, el que le daría mantenimiento a la carretera. Casi todas las casillas fueron construidas para alojar a dos Peones Camineros. Un peón caminero cubriría la ruta de 3 kilómetros a la derecha y el otro, los 3 kilómetros a la izquierda.
Las primeras casillas fueron ubicadas en el tramo de la capital San Juan a Caguas diseñado por el ingeniero Manuel Maese. Completado en el 1857, consistió de 8 casillas de las que queda una; todas para un sólo caminero. Este fue el comienzo de una nueva clase trabajadora: el peón caminero.
De un total de 47 casillas, 31 estaban ubicadas en la Carretera Central o Carretera # 1. Otras se encuentran en las siguientes carreteras: Carretera # 114 Añasco – Mayagüez (3) , Carretera # 15 Cayey – Guayama (4), Carretera # 2 Bayamón – Toa Alta (2) y Carretera # 10 Ponce – Adjuntas (2). Algunas de ellas llegaron a alcanzar el costo de construcción de alrededor de siete mil dólares en aquella época. De las 47 casillas construidas bajo el dominio español existen al momento 28; las demás fueron destruidas en ensanches de carreteras. Se pueden apreciar hasta cuatro estilos arquitectónicos diferentes. Estos eran determinados por el presupuesto existente al momento de construir el tramo de carretera. A continuación describiremos el orden jerárquico cuasi militar.
El Peón Caminero:
Los Requisitos para el cargo eran:
1-Tener al menos 20 años y no pasar de 40.
2-No debía tener impedimentos físicos.
3-Se requería certificado de buena conducta.
4-Tener varias cartas de referencia.
5-Preferible el candidato que había trabajado en la construcción de carreteras.
6-Ser recomendado por el inspector de distrito.
8-Saber leer y escribir.
A este funcionario, el gobierno le entregaba una cartera de cuero en la que albergaba tres reglamentos:
Reglamento de Peón Caminero:
1-Vigilancia de la carretera.
2-Permanecer en la carretera todos los días del año.
3-Limpieza de herramientas y materiales que guardaba en las casillas.
4-Cuidar la casilla.
5-Tener un mapa de la isla que indicaba las distancias.
6-Uso de uniforme y no podía aceptar estipendios o regalías.
Reglamento de Policía:
1-Ejercía vigilancia sobre el tráfico.
2-Velaba por el cumplimiento de la ley.
3-Orientaba a los conductores de carruajes y dueños de ganado.
4-Vigilaba no se construyera ninguna obra o negocio sobre la línea del camino.
Reglamento de Conservación de Carretera:
1-Limpiaba las carreteras y cunetones, quitaba los derrumbes ocasionados por el clima.
2-Tapaba los hoyos y el desgaste ocasionado por los carruajes en la carretera.
3-El último día laborable de cada mes podaba y sembraba algún árbol de sombra (mayormente, flamboyanes).
En el orden establecido le sigue en mando el SOBRESTANTE el cual supervisaba al Peón Caminero. El Sobrestante o capataz formaba una cuadrilla de varios peones camineros.
Las obligaciones del Sobrestante:
1-Asignaba el número de Peones.
2-Les pagaba a los Peones.
Los sueldos fluctuaban desde $ 250.00 hasta $ 360.00 al año.
Estaba prohibido para el Sobrestante y Peón Caminero:
1-Tener coches de su propiedad en las obras.
2-Despachar bebidas alcohólicas en las casillas.
3-Abandonar su sección; excepto para poner denuncias, cobrar, pedir auxilio o asistir en la reparación del telégrafo.
El sistema de conservación de carreteras fue abandonado por un periodo de nueve años: desde el 1905 al 1914. El periodo de 1915 al 1954 comienza a implementarse maquinaria moderna en el mantenimiento de las carreteras y el uso del Peón Caminero es limitado. El uso de las casillas y el puesto de Peón Caminero se fueron eliminando poco a poco según se iban acogiendo al retiro, o morían. Actualmente, las casillas deshabitadas pertenecen al gobierno de Puerto Rico y las protege el Instituto de Cultura Puertorriqueña. Lamentablemente permanecen de pie por su propia voluntad como testigos mudos del trabajo y la vida de otros años.

6 comentarios:

  1. Rafa, excelente presentación. Este es un tema de gran importancia, lamentablemente no se le ha concedido la misma. Nos podrías abunbdar en que se basó la decisión de desarrollar esta empresa, ¿fue económica o militar? Gracias por tu trabajo, nos sirve a todos los que que somo oberos de la educación e hijos y amantes de la historia.

    Héctor...

    ResponderEliminar
  2. Saludos:

    Este tema fue el que más me llamo la atención en el tema de hoy. Jamás pense que estas estructuras, que en ocasiones veo en los alrededores, fueran de tanta importancia en el desarrollo de nuestra Isla. Pero lamentablemente los puertorriqueños no estan concientes de esto y el gobierno no les da importancia para concervarlas. Gracias por su presentación.

    Edgardo Muñiz
    Estudiante Univ. Inter Americana, Recinto Ponce

    ResponderEliminar
  3. Saludos:

    La conferencia que no llevo a cabo Rafael Franco Vélez, fue de gran interés. Durante el transcurso de la explicación me quede sorprendida, porque veo cuanta historia tiene estas casillas de peones camioneros que han sido abandonadas en su totalidad, esto son estructuras históricas que llevan una importancia en nuestro país, ya que fueron hechas de mampostería y de ladrillo y son muy preciosas por el nivel del diseño de construcción. Gracias por la presentación dada, ya que posee un excelente análisis de la casilla de Puerto Rico.

    Estudiante: Lynnette Oquendo Rivera

    Universidad de la Interamericana de Puerto Rico, Recinto de Ponce

    ResponderEliminar
  4. Saludos:

    La presentación del señor Rafael Franco Vélez, fué de suma importancia e interés ya que éstas casillas contienen un valor histórico en Puerto Rico en las cuales habitaban los peones camineros y las cuales hoy día están abandonadas. Lamentablemente muy pocas personas conocen sobre éstas casillas que se encuentran en nuestra propia Isla. En mi opinión, la conferencia fué clara y completa en todos sus aspectos y fué interesante ya que aprendí muchas cosas que desconocía que existían en Puerto Rico.

    Estudiante: Paola A. Ostolaza Delgado

    Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto de Ponce

    ResponderEliminar
  5. Saludos:

    La presentacion de las casillas de los peones camineros fue un tema que me llamo bastante la atencion porque son cositas que todos los dias vemos pero no sabemos la gran historia que hay detras. Este tema tambien me fue de bastante interes porque en una de mis clases de turismo unas compa~eras hicieron un proyecto sobre las casillas pero no encontraron casi informacion y por eso las ideas para un futuro desarrollar ese lugar historico no tuvieron bastante fortaleza. Las casillas, aunque se vean de poca importancia, tienen mucho valor historico y moral porque hoy dia ya no cuidamos nada y antes les pagaban por mantener las carreteras casi en la perfeccion.

    Estudiante: Yaminah M. Berrios Bonilla

    Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto de Ponce

    ResponderEliminar
  6. Saludos:

    Este tema sobre las casillas de peones camioneros, me intereso mucho ya que cuando me encontraba con estas estructuras de antigüedad no sabía para que fueron utilizadas o quienes vivieron en ellas. Pero gracias a su conferencia pude informarme y disfrutar sobre la historia de nuestros antepasados. Cuando me encuentre con algunas de estas casillas ya se para que fueron utilizadas y podre informar a alguien que como yo no sabia, porque estaban allí.

    Estudiante: Lissette Plaza Oquendo

    Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto de Ponce

    ResponderEliminar