jueves, 8 de julio de 2010

EL FERROCARRIL EN PUERTO RICO

¡Saludos amigos! En esta ocasión daremos una vuelta al pasado en tren, ¿por qué el tren? Porque no lo pude ver funcionando y como ustedes saben, la curiosidad me llevó a estudiar el tema y preparé un trabajo para el beneficio de las escuelas que me lo solicitan, igual que los anteriores.
La trasportación en el 1842 en Puerto Rico fue un dolor de cabeza como mencionamos en el trabajo anterior de las casillas. Las carreteras estaban construidas de forma rudimentaria al igual que los materiales que se utilizaban, las más importantes como la de la Carretera # 1 (actualmente, Carretera # 14) construida por el Gobierno español comenzando en el 1857 y completada en el 1886 fue uno de los proyectos más importantes bajo el régimen español ya que estableció la vía para conectar la isla de norte a sur, facilitando la comunicación y el comercio. Ya en las ciudades estaban estudiando la forma de mejorar el comercio con la movilización colectiva, algo más rápido que llevase varias personas y que pudiese transitar por las calles y carretas de la época.
En el 1852 las Sociedades Anónimas dirigieron peticiones al Gobierno Español para hacer constar a España la necesidad de establecer una vía férrea para el desarrollo comercial. En el 1875 José A. González, rico industrial de Mayagüez solicita una franquicia para explotar una vía férrea operada por caballos que se le conocía como “Tranvía de sangre”. Esta se utilizó para transportar pasajeros desde el área del pueblo de Mayagüez hasta el sector de La Playa. El Tranvía de Mayagüez operó desde el 1878 hasta el 1930. En el 1910 la antigua franquicia fue adquirida por la firma Esmoris & Cía. la cual operó un tranvía eléctrico desde la Avenida Méndez Vigo, pasando por el sector de La Playa hasta Balboa.
El 18 de febrero de 1878 el Conde Pablo Ubarri y Capetillo solicita permiso para un tren ida y vuelta de Río Piedras hasta la Plaza Colón de San Juan. El “Tranvía de Ubarri” comenzó a operar en el 1880 hasta el 1950. Luego ese tren se transfirió a la ‘Puerto Rico Railroad Light & Power Co.’ , con el fin de transitar desde San Juan, Santurce y Río Piedras. Esta compañía era subsidiaria de la ‘Electric & Share Corporation’.
En Ponce, el Sr. Juan Torruella fundó un tranvía de vapor y se utilizó desde el pueblo de Ponce hasta la playa. El ‘Tranvía de Ponce’ tuvo una vida muy corta.
En el 1896 en el pueblo de Añasco operó un ferrocarril el cual se llamó ‘Ferrocarril de Bianchi’. Esta compañía de vía estrecha, transitó los pueblos de Añasco a San Sebastián y le dio servicio a la Central Pagán de Añasco la cual era del mismo dueño (Don Juan Bianchi Pagán). A este también se le llamó “Ferrocarril de Alto Sano” y operó hasta el 1950.
El 3 de marzo de 1888 el Sr. Ivo Bosch y Puig en subasta pública ofreció la oferta de $9,928,000.00 de pesos para comprar una franquicia para desarrollar un ferrocarril en Puerto Rico, la cual se aprobó el 15 de abril de 1888. Sin embargo, traspasó la concesión el 8 de junio de 1888 para la construcción y operación de un ferrocarril que circunvalara la isla. Así nació “LA COMPAÑIA DE FERROCARRILES DE PUERTO RICO” (C.F.P.R.), establecida en Madrid, España con capital francés. Los trabajos de construcción comenzaron el 15 de octubre de 1888 y estuvieron a cargo de Antonio Ruiz Quiñones y Tulio Larriñaga. En el año 1891 ya habían completado 85 kilómetros de servicio entre San Juan y Arecibo. En el 1898 el ferrocarril operaba desde San Juan cubriendo los pueblos de Camuy, Aguadilla, Hormigueros, Yauco hasta Ponce y desde San Juan hasta Humacao, convirtiéndose en el medio masivo de transportación de la isla. El 31 de diciembre se inauguró el servicio de carga entre San Juan y Ponce. El ferrocarril tardaba 10 horas en recorrer la distancia completa. Las paradas del ferrocarril se realizaban en los siguientes pueblos: Bayamón, Toa Alta, Dorado, Vega Baja, Manatí, Barceloneta, Arecibo, Camuy, Hatillo, Quebradillas, Isabela, Aguadilla, Aguada, Rincón, Añasco, Mayagüez, Hormigueros, Cabo Rojo, San Germán, Guayanilla y Ponce. El tren recorría los litorales costeros, donde se ubicaban los principales sembradíos de caña de azúcar, con sus respectivas centrales azucareras. Las centrales (mediante acuerdos con la COMPAÑIA DE FERROCARRILES DE PUERTO RICO), utilizaban las vías para que transitara su propio tren privado o la compañía le transportaba la caña de los agricultores a las centrales.
En el 1898 ocurre la invasión norteamericana. Los múltiples problemas económicos de la Compañía de Ferrocarriles de Puerto Rico obligaron a que se detuvieran los trabajos de expansión como se planificó originalmente para que circunvalara la isla. Esto ocasionó que otros inversionistas adquirieran la franquicia para explotar ese medio de trasportación. Los inversionistas norteamericanos que se interesaron en la industria azucarera de la isla, sintieron la necesidad de mejorar el sistema ferroviario y lo adquirieron, dando paso a la “AMERICAN RAILROAD CO.” (A.R.R.) (1902-1920), que transportó en la zafra de 1920 la cantidad de 90,000 vagones de caña. La compañía operaba de la siguiente forma: pasajeros en el día y carga en la noche. En las estaciones se vendían productos regionales como el chicharrón en Bayamón, mangó en Mayagüez, quenepas en Ponce; entre otros. Los pasajeros los compraban para llevar a sus familiares en las visitas de los domingos. Las tarifas fueron las siguientes: los asientos en Primera clase, pagaban $ 1.50 en el 1950. Los asientos en segunda clase, pagaban 95¢. Existió una tercera clase de la que no tenemos la tarifa. En el 1904 se formó la “PONCE & GUAYAMA RAILROAD “ como subsidiaria de la Central Aguirre. Esta compañía extendió los servicios desde Guayama hasta Ponce. Desde antes de formarse la primera compañía ferroviaria ya las centrales utilizaban sistemas de trenes y vías internas de su propiedad para lograr el arrimo de la caña hasta el batey de sus centrales. Recordamos a la de la Central Fajardo que se llamó “FAJARDO DEVELOPMENT CO.”, “FERROCARRILES DEL ESTE” de la Central El Ejemplo de Humacao, “FORTUNA RAILROAD CO.” propiedad de la Central Guánica. En el 1920 se reorganizó la corporación utilizando capital puertorriqueño y se llamó “COMPAÑÍA FERROVIARIA DE CIRCUNVALACION PUERTO RICO”; adquiriendo los bonos y las acciones de la “COMPAÑÍA DE FERROCARRILES DE PUERTO RICO” y de la “AMERICAN RAILROAD COMPANY”. La administración de la nueva corporación quedó en manos de la subsidiaria “AMERICAN RAILROAD COMPANY OF PORTO RICO”. El ferrocarril dejó de ser viable económicamente al avanzar el siglo XX. La depreciación fijada por la Comisión de servicio público, los jornales altos, las tarifas fijas sin ningún tipo de subvención proporcional, el pago por el mantenimiento de las vías, la competencia de otros medios de transportación, el número de empleados para operar el ferrocarril y la exigencia de la gerencia de un salario equitativo a nivel federal, contribuyeron entre otras razones a que desapareciera este sistema de transportación.
El 1 de agosto de 1947 la corte de quiebras nombró a un síndico para la “AMERICAN RAILROAD OF PORTO RICO” y para la “COMPAÑÍA DE FERROCARRILES DE PUERTO RICO” a petición de sus accionistas. La corte preparó un plan de pago para los acreedores y se estableció una Junta de Administración. En febrero de 1947 se decretó la huelga en el peor momento en medio de la cosecha azucarera que duró un mes, principal fuente de ingreso del ferrocarril. En el 1948 la Corte de Quiebra decide consolidar las tres corporaciones en una para que pudieran operar con mayor economía. El 20 de septiembre de 1953 se llevó a cabo el último viaje: la travesía recorrida fue realizada por la máquina # 68 y el trayecto fue de San Juan a Ponce. En el 1953 cesaron los servicios de carga y pasajeros. El 1 de enero de 1957 desapareció la compañía. Se subastaron sus bienes para pagar las deudas. Las estructuras metálicas como puentes y viaductos fueron desmanteladas y vendidas, las vías fueron arrancadas, algunos puentes y obras fueron adquiridos por las centrales para el uso de sus ferrocarriles. Al día de hoy, no existen los ferrocarriles cañeros, ya que desaparecieron con la industria azucarera. El último en dar servicio fue “EL TREN DEL SUR”, utilizado con fines turísticos por el Municipio de Arroyo, que se movía por las vías de la “PONCE & GUAYAMA RAILROAD”.
El único tren en operación en Puerto Rico es el moderno “Tren Urbano “que transita el área metropolitana. Un detalle importante y curioso sobre el tema fue que una de las razones que el tren no pudo circunvalar la isla fue que existían varias medidas de vías distintas que no permitió el poder unirlas. Aún quedan varias estaciones del tren como PATRIMONIO HISTORICO EDIFICADO que merecen ser conservadas y restauradas como la de Guayama, Aguirre, Salinas, Santa Isabel, Hormigueros, Lajas, Añasco… Ejemplo de lo que fue el sistema de transportación colectivo más importante en Puerto Rico, uniendo a todo un pueblo, desarrollando el comercio y la economía del país.
En la próxima hablaremos de la Industria Azucarera en Puerto Rico.
Bibliografía:
Delano, Jack “De San Juan a Ponce en tren“
Medina, Ricardo R., “Ahí viene el tren”
Molina Casanova, Luis “Boleto de Ida”, (documental)
Pumarada, Luis y Cabrera Rafael “TRASFONDO HISTORICO DEL FERROCARRIL EN PUERTO RICO” Oficina de Preservación Histórica de Puerto Rico.
Railroads of Puerto Rico/ Ferrocarriles de Puerto Rico ( internet )
Reina Pérez, Pedro “Gran Historia Ilustrada de Puerto Rico” El Nuevo Día, Educador.

11 comentarios:

  1. Saludos Rafa:

    Excelente artículo, sumamente didactico. Como profesor de historia de Puerto Rico te estoy agradecido por ru inquebrnatable dedicación de investigar, preservar y compartir información y documentación histórica que es invaluable. Ya veré como consigo que mis estudiantes le sauen provecho a este artículo tan interesante, que de seguro les servirá para conocer asuntos sobre nuestra historía que no aparecen en los "libors de texto". Siguiendo los pensamientos martianos, sin duda, un país bien educado, es un país verdaderamente libre. Te felicito,

    Héctor...

    ResponderEliminar
  2. Muy certera información. ¡Gracias! Soy 'fiebrú' de los ferrocarriles desde joven y, aunque ya cerca de los 70, mantengo 'siempre en construcción' un montaje a escala HO de trenes. En los planes está recrear hasta el último detalle la entrada este del tunel de Guajataca. Ya tengo vagones de pasajero similares o casi idénticos a los de la época... lo mismo varias máquinas de 'vapor'. Lo que busco es saber qué color básico (aunque ya sé que estaban pálidos y desgastados) tenían los vagones de pasajeros. Una sola foto en un blog muestra un vagón de los más modernos (de metal) en verde oscuro desgastado. Pero, los más viejos... los de madera... ¿de qué color eran? ¿Alguien sabe? Me gustaría, cuando llegue el día de tomar fotos a las miniaturas saliendo por el túnel que sea el color 'a lo histórico'. Vi los trenes desde el 1946, cuando vine a PR a los 5 años de edad, pero nunca llegué a montarme en ellos. Un amigo de avanzada edad que sí viajó en el tren me dice que, en su mejor recuerdo, eran verdes. Si alguien me puede ofrecer algún dato sobre el particular, le estaré muy agradecido. Gracias.
    Caguas45

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al momento no tengo informacion del color de los vagones.

      Rafael Franco

      Eliminar
  3. Cuando niño tuve la oportunidad de viajar con mi padre desde Guayama hasta la ciudad de Ponce en el susodicho tren. Por cierto la estación del tren estaba ubicada apropiadamente en la calle Ferrocarril cerca de la vieja fábrica de Coca Cola. Si la memoria no me falla, me he remontado para fines de los años '30 o principios de los '40. Gratos recuerdos.

    ResponderEliminar
  4. ...Excelente su participación en la 1era. Convención del Tren, Isabela PR 07/13/2013. Muy amena e interesante. Reciba usted mis respectos y admiración. Exito y adelante! Desde la ciudad de las cosas buenas, Isabela, Carmen J. Torres Bravo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra sobremanera que le haya gustado las presentaciones.

      Rafael Franco

      Eliminar
  5. Bunas tardes! Ademas de los tuneles de Cabo Rojo, Guajataca y Quebradillas, alguien me podria decir si existe otro tunel de ferrocarril? Me comentaron de un supuesto tunel ferroviario subterraneo abandonado en el area de Fajardo. He buscado info pero no aparece nada. Alguien me podria ayudar? Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Saludos, al momento este servidor ha visitado el de Guajataca y Cabo Rojo, solamente me restaria el de Quebradillas que lo tengo en agenda. Que tenga conocimiento desconozco si existiese alguno subterraneo en el area de Fajardo.

    ResponderEliminar
  7. La persona, que, más conoce, de centrales,ferrocarriles,fotografias, y colecciones privadas, es, el, Agronomo, Walter Gandia. Tel 787 457-6081, Vega Baja.

    ResponderEliminar